Motivarte Coaching Fuerteventura. Aprende a Ser Optimista. Por Óscar Ramos. Coach.

Motivarte Coaching Fuerteventura

Aprende a Ser Optimista

Por Óscar Ramos. Coach.


“El Optimismo es la Fe que conduce al Éxito. Nada puede hacerse sin Esperanza y Confianza” Helen Keller


¿Crees que el optimista nace o se hace? Todos conocemos a alguien que siempre ve el vaso medio lleno o medio vacío, incluso a alguien que ni siquiera ve el vaso...
Como cualquier actitud ante la vida, la epigenética ha demostrado que es posible que se arrastre dentro del material genético, pero para aquellos que quieran desarrollarlo, la buena noticia es que todos podemos entrenar, tal como en el deporte, a nuestro cerebro para ver las cosas bajo un prisma de mayor confianza y alegría, con una lente optimista.

¿Dónde se compra esa lente? En este tiempo que nos está tocando vivir, es muy fácil caer en el miedo; el hastío, la negatividad, la pereza, el desánimo y hasta en la depresión. Si envidias o admiras a esas personas que percibes de naturaleza más feliz, si quieres ser más positivo, dale una oportunidad al trabajo consciente sobre ti mismo, al desarrollo de tu inteligencia emocional, acepta la responsabilidad de ser quién sabes puedes ser, y lánzate a por este objetivo.

Según el investigador de la universidad de Harvard, Shawn Achor, el optimismo, la resiliencia y el apoyo social de las personas es lo que determina hasta el 75% del éxito tanto en el área laboral como en el personal, no tanto su coeficiente de inteligencia o su belleza física. Su estudio, realizado en más de 45 países, señala que el cerebro positivo es 31% más productivo que el negativo, neutro o bajo presión. Da igual se trate de profesiones donde se requiere de mayor capacidad analítica como de mayores habilidades sociales; se trabaja un 37% mejor en ventas, los doctores, son un 19% más rápidos, más precisos y más correctos en sus diagnósticos, si están positivos, que si están negativos, neutros o presionados. Asimismo, los optimistas son más longevos y están mejor valorados como trabajadores y personas. Si encontramos una manera de volvernos más positivos en el presente lograremos mayor éxito al poder trabajar más duro, más rápido y con más inteligencia, repercutiendo en nuestra satisfacción personal.

Hoy te invito a ejercitar este músculo, siendo más feliz desarrollarás el optimismo; empieza por aquello que te motive más, sé valiente y aventúrate a probarlas todas; sus rápidos beneficios te sorprenderán.

1.- Ejercita tu talento: Para empezar con un chute dopamínico, un subidón, practica o perfecciona una habilidad, un don que tienes y que te reporta satisfacción. Si estás de bajón hazlo cada día durante una semana; después puedes pasar a tres veces por semana, será suficiente.

2.- Invierte en ti: El economista Robert Frank expone que gastar dinero en experiencias, sobre todo con otras personas, produce emociones positivas más potentes y duraderas que la compra de objetos materiales. Quizá sea hora de sustituir esa prenda de marca o esa compra innecesaria por algo que te reporte mayor satisfacción a largo plazo.

3.- Practica algún deporte o actividad física: Incorporado a tu rutina, reduce el estrés, mejora la calidad del sueño así como la autoestima, evita la ansiedad y disminuye los síntomas de depresión.

4.- Ilusiónate: Como si escribieras la carta a los reyes magos, escribe 3 cosas que te harían muy feliz y que sabes puedes conseguir aunque hoy sea difícil; un viaje soñado tras la pandemia, esa pareja que anhelas, un reencuentro, etc…

5.- Contagia optimismo a tu alrededor: Como en la terapia sonriente que empiezas haciendo una mueca y engañas al cerebro hasta que sonríe de forma natural esfuérzate en parecer optimista; decora tu lugar de trabajo o estudio con algo que te contagie, admira la belleza en tu paseo diario, regula la cantidad de agresividad y violencia que ves sin filtro en la televisión, potencia el buen rollo en tus reuniones.

6.- Haz una buena acción que te reconforte: Sonja Lyubomirsky descubrió que los efectos son más potentes y duraderos cuando se concentran en una día de la semana. Esta buena acción consciente puede ser desde ceder el paso a alguien, tener paciencia cuando nos cuesta, ser amables, dar una moneda a quien nos lo pide o asistir como voluntario a una ONG.

7.- Medita: La neurobiología ha demostrado que los monjes que han pasado años meditando presentan un crecimiento superior del córtex prefrontal, la parte del cerebro mayormente responsable de la emoción que conocemos como felicidad. Este estudio de Harvard publicado en 2011, demostró que después de 8 semanas de meditaciones diarias ya era detectable un aumento en la densidad de la materia gris del hipocampo de los participantes. Esto implica que la meditación regular establece nuevos caminos neuronales en nuestro cerebro que elevan los niveles de felicidad, disminuyen el estrés y fortalecen el sistema inmunológico
Leer más ...

Herramientas de Vida. La Aceptación. Por Oscar Ramos

Herramientas de Vida. La Aceptación

por Oscar Ramos, Coach. Para la Revista Mi Pueblo




“Señor, concédeme serenidad para ACEPTAR todo aquello que no puedo cambiar, fortaleza para cambiar lo que soy capaz de cambiar y sabiduría para entender la diferencia”


Reinhold Niebuhr (analista político americano)



La Aceptación es un proceso de toma de consciencia, de percepción sin juicio de nosotros mismos, de los demás y de las circunstancias que en este momento nos afecta


Mientras al conformarnos o resignarnos nos sentimos pesimistas, frustrados y víctimas sin salida, con la aceptación la esperanza nos hace más positivos y realistas, cambia el estancamiento por la acción, aumenta nuestra tolerancia y la confianza en que nuevas posibilidades nos esperan.  


Como nota aclaratoria tomemos la diferencia entre dolor y sufrimiento; aceptamos en el momento en que vivimos nuestro dolor, el duelo termina, y podemos seguir con nuestra vida, si no damos ese paso, aparece el sufrimiento y con él la resignación de no merecer otra opción.


Hagamos un pequeño test:
¿Te cuesta trabajo aceptar a tus compañeros de trabajo?
¿Te sientes molesto cuando te critican, aunque la crítica sea constructiva?
¿Cuándo tienes que describirte, piensas en más defectos que virtudes?
¿Consideras que la persona que dice: "así actúo, porque así soy" es una persona que ha logrado aceptarse plenamente? ¿Crees que si te aceptas, dejas de tener la motivación necesaria para cambiar?


Más allá de las respuestas dadas interesa saber primero si el ego intenta mentir para cuidar nuestra autoimagen o si el test nos genera incomodidad, incluso si nos saca de un estado emocional neutro.


La primera aceptación es hacia nosotros, con nuestras virtudes e imperfecciones, viviendo desde la libertad de ser uno mismo, después conviven la aceptación de nuestro entorno y de cada una de las relaciones interpersonales que elegimos establecer. Y ahí llega el lamento de “yo no he elegido esto” y yo te pregunto; ¿eliges vivirlo desde la aceptación o desde la resignación? ¿eliges cambiar hasta borrar de tu vida si fuera necesario aquello que no eres capaz de tolerar?


Y el pez vuelve a morderse la cola. Nos encontramos con el miedo al cambio. El miedo a no saber qué sucederá, la necesidad de buscar la seguridad en cada paso que damos, eso es lo que impide aceptemos la realidad y hagamos algo para salir de situaciones que hoy no sabemos/podemos tolerar. Vivimos desde la resignación, la apatía y el estancamiento.


En este momento histórico el movimiento y los cambios nos definen, nadie nos da la seguridad de que un trabajo o un amor nos vaya a durar toda la vida o de cuanto vamos a vivir… 

                     
Podemos paralizarnos, inmovilizarnos, cerrando el paso al gran mundo de las opciones y alternativas, sin sorpresas, en la rutina, limitándonos como seres humanos, y podemos ACEPTAR, llenar de vitalidad nuestros actos, arriesgándonos, creciendo a cada paso, con nuestros aciertos y nuestros errores, siendo creativos a la hora de buscar nuevas fórmulas, despertando cada uno de nuestros sentidos hasta convertirnos en lo que hoy sólo somos capaces de soñar.

Contacto Motivarte Coaching Fuerteventura
1








Artículo publicado en la Revista Mi Pueblo nº 71, en este enlace puedes leer la revista:
https://issuu.com/mipueblofuerteventura/docs/revista_mi_pueblo_fuerteventura_71


Leer más ...

HERRAMIENTAS DE VIDA. El Abrazo

HERRAMIENTAS DE VIDA
El Abrazo


Artículo de Oscar Ramos (coach). Para la Revista Mi Pueblo. Sección Herramientas de Vida



“Aún siento el sonido de nuestro corazón, tu voz, tu calidez y el amor compartido, la estación de tren fue testigo de nuestra separación física, más tu abrazo, aún vive conmigo…”
                        Anónimo


Dice el terapeuta y escritor Jorge Bucay que la riqueza de los amigos reside en la calidad de sus abrazos. Ante un gesto en apariencia tan simple, encontramos un tipo de comunicación que va más allá de lo puramente emocional.

Fue la Universidad de Duke la que demostró como las personas necesitamos recibir abrazos y caricias desde que nacemos para crear neuronas, puesto que el contacto físico no sólo juega un papel muy importante en el desarrollo neuronal, sino que evita mueran prematuramente.

Neurocientíficos de la universidad de Carolina del Norte ratifican las investigaciones anteriormente realizadas y lanzan uno de los más completos estudios hasta la fecha. Postulan que cuando abrazamos a otras personas, generamos oxitocina, serotonina y dopamina. Los efectos físicos se traducen sobre todo en la estimulación del proceso de transportación del oxígeno a los tejidos; esto implica reducción de la presión arterial, ralentización del envejecimiento celular, mejora o eliminación de contracturas musculares y aumento de la producción de glóbulos blancos y por ende el fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico. Tras la activación fisiológica llega el equilibrio a nuestro sistema nervioso, que conlleva la reducción del estrés, la apatía, la ira y la ansiedad, así como la generación de confianza, seguridad, autoestima, protección y fortaleza, hasta tal punto que una buena educación en abrazos disminuye el riesgo de aparición de demencia en la edad adulta.

Hace años tuve una compañera de trabajo que pretendía crear un club del abrazo. La idea, a priori ridícula, se fue materializando poco a poco hasta contagiar a unas 30 personas, devolviendo la frescura a un grupo viciado por el tiempo y los egos. Investigué y descubrí los trabajos de la psicóloga Kathleen Keating y de Mata Amritanandamayi Devi, más conocida como Amma o madre, la maestra hindú que lleva dados más de 30 millones de abrazos por todo el mundo difundiendo su mensaje de amor, servicio y compasión.

El gesto del abrazo podemos ejecutarlo desde el límite o la distancia hasta la unión o intimidad. Yo hoy elijo aprender a entregarme. He vivido y observado desde el abrazo de “machito” con enérgicos golpes en la espalda y ligero retraimiento de la pelvis, el abrazo de los “inseguros” con palmeteos o pequeñas friegas o giros quizá en círculo en la espalda contraria, hasta llegar al abrazo de “corazón”. Aunque hay variantes lo defino cuando al acercarte mi brazo derecho se sitúa por encima de tu izquierdo y mi izquierdo por debajo de tu derecho. Los cuerpos se unen, se entregan, la respiración se acompasa y la conexión queda establecida. Da igual se trate de tu mejor amigo, tu pareja, tu hermano pequeño, tu amante, un desconocido o tus padres. Dependiendo del acuerdo mutuo puede durar desde 10 a 1000 segundos y terapeutas y practicantes determinan que son necesarios una media de 4 abrazos al día para ser feliz.

Web: www.coachingfuerteventura.com
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Chari: +34 670 831 619
Oscar: +34 676 384 473 


1Motivarte










Publicado en la Revista Mi Pueblo número 70, en este enlace pueden leer la revista:

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS