Las empresas del water taxi a Lobos piden por escrito una reunión con todas las administraciones Destacado

  • Escrito por  Revista Mi Pueblo Fuerteventura
  • Visto 376 veces
  • Email
LOBOS-empresas-water taxi LOBOS-empresas-water taxi Revista Mi Pueblo Fuerteventura
Las empresas del water taxi a Lobos piden por escrito una reunión con todas las administraciones

Ni el Ayuntamiento de La Oliva, ni el Cabildo han atendido aún su solicitud de celebrar un encuentro para mejorar la seguridad del transporte al islote.

El colectivo cuestiona que no se busquen soluciones pero “se tarde sólo diez días en poner una nueva norma” de Costas y aplicar “injustas” sanciones.

Recuerdan a las instituciones implicadas que se pone “en peligro” la continuidad de nueve empresas y 56 puestos de trabajo directos.

Las nueve empresas del water taxi a Lobos presentarán hoy un escrito formal en el Ayuntamiento de La Oliva y en el Cabildo solicitando una reunión “urgente” de todas las administraciones implicadas para “resolver” la “grave” situación creada en el servicio de transporte de visitantes al islote tras las “injustas” sanciones impuestas por Costas a petición del municipio del norte de Fuerteventura.

Según explica el portavoz del colectivo, Alien Alonso, las empresas no han recibido aún “ninguna llamada” oficial ni del alcalde de La Oliva ni del presidente del Cabildo para “sentarnos” y buscar “una solución que mejore la seguridad y garantice normas claras con las que poder trabajar sin sobresaltos”.

El sector recuerda que “el silencio” de los representantes públicos “pone en riesgo la tranquilidad de nueve empresas y de los 56 empleados directos que trabajan en ellas”.

Las empresas de water taxi vuelven a recordar que en el verano de 2017 alcanzaron un acuerdo con todas las instituciones para poner en marcha soluciones que mejoraran la seguridad del transporte de viajeros a Lobos. “Se quedó en balizar el Puertito para acotar zona de baño y de tráfico de embarcaciones o en mejorar el muelle exterior para permitir operar” a las embarcaciones pequeñas. “Un año después no se ha hecho nada de lo acordado y, sin más explicaciones, nos amenazan con sanciones aplicando una nueva norma de la que nadie nos había informado”, indicó Alonso.

El representante del colectivo reiteró que las empresas del water taxi apuestan por “la seguridad y la total legalidad” de su trabajo, pero no entienden que “sea en pleno agosto” cuando las autoridades deciden “unilateralmente” actuar. “Sólo les pedimos que vuelvan un día de vacaciones y atiendan a un colectivo que siempre ha estado dispuesto a hablar para prestar el mejor servicio posible a las personas que quieren visitar el islote”, subrayó Alien Alonso.


volver arriba