Quads y buggies sin control por la ausencia de una normativa insular Destacado

  • Escrito por  Revista Mi Pueblo Fuerteventura
  • Visto 954 veces
  • Email
 LARGAS CARAVANAS LARGAS CARAVANAS Revista Mi Pueblo Fuerteventura
Quads y buggies sin control por la ausencia de una normativa insular

En ocasiones causan destrozos medioambientales que hieren la belleza de la isla
POR: Carolina Santos y Ana Notario

Tratamos en este reportaje una actividad turística como es el uso de quads y buggies en los caminos y pistas públicas que se vienen realizando de forma abusiva, cuando no creando nuevos e ilegales pasos donde antes no existían.
La actividad se ha convertido en queja pública de vecinos y plataformas vecinales, recogiendo el guante de esta queja el Ayuntamiento de La Oliva que anuncia su regularización por normativa municipal, evidenciando la ausencia de una normativa insular que debe partir de quien tiene competencias en este tema como es el Cabildo de Fuerteventura, que ante esta propuesta necesaria de regularización no responde negativamente, pero tampoco responde para cuándo.

BLAS ACOSTA. CONSEJERO DE TURISMO. CABILDO DE FUERTEVENTURA copiaEl control de los buggies y quads pasa por una necesaria normativa insular consensuada con los ayuntamientos”
Como consejero de Turismo y vicepresidente del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta, atiende nuestra llamada y nos responde que sólo la acción coordinada entre Cabildo y ayuntamientos pueden frenar el destrozo que particulares y empresas con quads y buggies realizan a la isla.

El Cabildo de Fuerteventura en común con las instituciones municipales debe establecer un marco legal que regularice el uso de quads y buggies como actividad compatible con el respeto a nuestro paisaje.
Así de tajante se muestra el consejero de Turismo Blas Acosta que comparte las quejas y denuncias recibidas por vecinos, no sólo de La Oliva sino de toda la isla, especialmente también del municipio de Pájara.
Lo que no comparto, afirma el consejero, es la prohibición de esta actividad turística, porque nadie puede prohibir esta actividad empresarial, aunque sí debe regularizarse y regularizarse en común y no con declaraciones llamativas, y añade, no olvidemos que las competencias de caminos públicos o pistas es insular, y por tanto debe ser desde un marco legal común a nivel insular como se delimiten las rutas permitidas, el número de vehículos que puedan operar y el uso correcto tanto de particulares como de empresas, de los quads y buggies.
Yo también soy contrario a que se destroce continuamente la carretera de Morro al Puertito y a Cofete, por ejemplo, pero prohibir no tiene vuelta atrás y legalmente es un proceso complejo y muy cuestionable, se trata más bien de censar la empresas legalizadas de esta actividad en la isla, y evitar el uso indiscriminado de los caminos, siendo necesario establecer qué caminos sí se pueden usar, en qué temporadas y con qué volumen de vehículos, ya sean quads o buggies se puede circular, así como valorar qué compensación deben pagar esas empresas por el uso de caminos públicos.
En definitiva, concluye Acosta, hacer compatible esta actividad para disfrute de los turistas, con el respeto a nuestro entorno, con una compensación económica que a su vez revierta en el cuidado de estos caminos y del propio paisaje. Como ayuntamiento no se puede prohibir la circulación por vías publicas porque no son su competencia, sí se puede regularizar su uso dentro de un marco legal que redacte y proponga el Cabildo en consenso con los municipios.

Es injustificable que no exista una normativa insular de uso de caminos públicos para quads y buggies en una isla que presume ser Reserva de la Biosfera”
9 RUTA DE VOLCANES 1

En los últimos años, se ha incrementado en Fuerteventura la presencia de los quads como medio de transporte en agencias turísticas que ofrecen aventura y diversión a sus clientes, pero no siempre por las rutas permitidas destinadas a este fin. Sin embargo, esta práctica empresarial es mucho más fácil de controlar, que la que realizan individualmente algunos pilotos sin escrúpulos ni respeto por una tierra que a muchos les vio nacer, o les acoge con la misma generosidad que los que sí la respetamos.

Formaciones políticas, ayuntamientos y colectivos sociales han comenzado a denunciar los destrozos medioambientales, observables a simple vista ante nuevos e ilegales senderos marcados en montes, laderas, barrancos y valles donde antes no había más que un paraje natural y en algunos casos salvaje, tras cientos de años sin haber sido alterados.
Los quads son una excelente manera de disfrutar la isla de Fuerteventura o conocer parajes donde sólo alcanza alguna pista pedregosa, además, entendidos deportivamente y en circuitos preparados para competir pueden ser también una herramienta de disfrute para sus pilotos. Pero como con cualquier herramienta, especialmente siendo motorizada, mal entendida o mal conducida puede provocar desgarros en tan sólo unos segundos a la tierra por donde pasan, difíciles de cicatrizar en años.

Las sendas marcadas por el paso de nuestros abuelos, cargando a pie, con un burro, o un camello su cosecha y artesanía, es cierto que han dejado marcada la tierra, siendo tras muchos pasos, muchas generaciones y muchos años transcurridos, caminos que primero fueron sendas y con el paso de los primeros vehículos pasaron a ser pistas, asfaltándose muchas de ellas, siendo hoy carreteras. Por necesidad de un pueblo, es una cosa, y aún su paso era más silencioso y tranquilo que el de unos quads que por diversión, y entretenimiento pasan acelerando motores, apurando la curva, levantando el polvo y perjudicando a vecinos, vecinas, senderistas que buscan la calma, como cientos de especies que estos quadreros desconocen y no reconocen ni respetan como sus paisanos, sus congéneres, sus compañeros de camino sus parroquianos, con plumas, pelaje, patas, que sean o no nacidos aquí cuando afirman eso de esta es mi isla, se refieren a protegerla, compartirla y cuidarla.

"No sólo perjudican a la propia gente residente en la isla, sino que se están cargando el turista consolidado, el que venía dos o tres veces al año, por ser Fuerteventura un paraje espectacular, de extensos terrenos salvajes y protegidos, referente de tranquilidad y belleza", así lo afirma, David de la asociación Benahuare, (nombre que significa mi tierra).
5 SENDERISTASDavid vive aquí, llegó de Las Palmas como el único miembro de la familia que regresó tras la marcha de sus abuelos de la isla majorera. Su padre quedó entristecido cuando supo que el único de la familia que había regresado quería marcharse de la Maxorata por la invasión de actividades turísticas incontroladas que perjudicaban la isla y la propia rutina de vida de su hijo.

El impulso para David fue la mirada de tristeza de su padre, y comenzó entonces a dedicar parte de su tiempo, de gran valor por ser autónomo, a reunirse con representantes de las instituciones insulares y municipales para conocer los términos de la normativa y regulación sobre quads y bugguies.
Cuál es su sorpresa cuando descubre que esta normativa no existe, o simplemente está terminantemente prohibida en zonas protegidas pero sin que se traduzca en ningún control, vigilancia o actuación sobre las empresas o particulares.
Este vecino de La Oliva, decide entonces comenzar una campaña de recogida de firmas en change.org y a pie de calle, superando las 2.500 rúbricas acompañadas de sus respectivos números de DNI, que apoyan el objetivo de limitar el uso de quads, sancionando aquellos pilotos o empresas que no respeten el medio ambiente.


El Ayuntamiento de La Oliva es la primera institución municipal en responder a esta queja vecinal. David como representante del grupo Benahuare se ha reunido varias veces con la consejera de Medio Ambiente Natalia Évora, que le ha expresado la necesidad de que esta actividad sea regulada, aunque aún no se haya iniciado la redacción de este marco legal a nivel insular.

La respuesta constante que recibo desde el Cabildo es que estamos en ello, pero seguimos esperando, afirma David, que añade, no puede ser que se proclamen defensores de nuestro medio ambiente a base de fotografiarse soltando tortugas al mar y no protejan el paisaje de nuestro interior y de la costa, en espacios que incluso están clasificados como ZEPA o zonas protegidas.

Desde que el Ayuntamiento de La Oliva hizo público el plazo de quince días a las empresas que ofertan visitas en quads y buggies, para presentar sus permisos y autorizaciones necesarias para el desarrollo de su actividad, las redes sociales y concretamente la página oficial del ayuntamiento norteño se ha colapsado de vídeos y fotografías enviadas por los vecinos, sobre el paso de estos vehículos por las pistas del municipio, denunciando el abuso que de los mismos se estaba haciendo y en respuesta a unas medidas anunciadas por el Ayuntamiento que los vecinos y vecinas consideran deben aplicarse cuanto antes.

No es el único Ayuntamiento del archipiélago que ha adoptado medidas similares antes de que el Cabildo de la isla actúe o presente una regularización marco de esta actividad. Yaiza en Lanzarote regularizando el pasado año el uso de quads y buggies, ha impulsado la actuación del Cabildo de Lanzarote que ya propone una regularización marco para toda la isla. FOTO AYUNTAMIENTO DE LA OLIVA sancion en el cotillo. policia uma buggies y quads

En esa circunstancia se encuentra también el Cabildo de Fuerteventura, valorando los criterios básicos en toda la isla para proceder a la redacción de una normativa, que establezca el uso y disfrute de los caminos públicos por esta actividad turística.

David denuncia también cómo ha aumentado el número de excursiones organizadas por empresas que ni siquiera están censadas en Fuerteventura sino que vienen de Gran Canaria y Lanzarote a recorrer y destrozar los caminos de aquí. Desde Corralejo hasta Esquinzo, prácticamente, es todo zona ZEPA que requiere un cuidado medioambiental especial y no se está respetando en absoluto.
En la Oliva creen en la idea y dan un paso hacia delante,sin embargo, quien debe reaccionar, afirma David, es el Cabildo de Fuerteventura que es quien tienen competencias, y que a estas fechas y tras más de un año de denuncias, aún responden que están trabajando en ello. Debe resolverse ya.

La Policía Local de La Oliva controla el cumplimiento de las medidas cautelares aplicadas a las excursiones de buggies y quads

La Unidad de Medio Ambiente de la Policía Local ha venido desarrollando un dispositivo de vigilancia y control que ha constatado el cumplimiento de la norma por todas las empresas notificadas, con la excepción de una de ellas, a la que se interpuso la correspondiente acta de denuncia.

La UMA levantó acta a una empresa del sector cuando fue localizada circulando con una veintena de vehículos en el interior del pueblo de El Cotillo, incumpliendo así la primera de las medidas cautelares que prohíbe "circular a menos de 500 metros de poblados y viviendas" (con excepción de las carreteras generales y travesías, por estar estas segundas bajo competencias del Cabildo). Las otras tres restricciones impuestas consisten en la prohibición de abrir nuevos caminos o pistas, el uso de garajes como talleres sin la correspondiente licencia, el almacenaje de carburantes en locales o aparcamientos.

FOTO AYUNTAMIENTO DE LA OLIVA control las calderas. policia uma buggies y quads Durante este dispositivo, los agentes de la Policía Local también han localizado y requerido documentación a otras tres empresas que realizan excursiones en otro tipo de vehículos, como todo terreno, a fin de registrar su actividad e incorporarla al expediente que tramitan los servicios jurídicos municipales.

El alcalde de La Oliva y edil titular del área de Seguridad Ciudadana, Isaí Blanco, hizo de nuevo hincapié en que la adopción de las medidas cautelares para esta actividad en concreto "ha sido una decisión de urgencia que se ha adoptado ante el enorme descontento social existente, respaldado con más de 2.000 firmas de vecinos y numerosos escritos presentados por particulares y empresas. Pero también hay que decir que las decisiones no se toman porque sí, sino siempre de acuerdo a la legalidad y a la normativa”No obstante, agregó el alcalde, "este grupo de gobierno es consciente de que el sector turístico es el motor económico del municipio, y por lo tanto no podemos centrarnos únicamente en poner cortapisas a las actividades dañinas, sino también ofrecer una alternativa que permita visitar y disfrutar de nuestros atractivos de una manera sostenible y respetuosa con el territorio".


Salvatore Daniele Catania SALVATORE DANIELE CATANIA
Ex-Gerente empresa de Quad Fuerteventura

La medida por parte del Ayuntamiento de la Oliva está mal tomada y a destiempo hay gente que se ha quedado sin trabajo de un día para otro”

Después de la resolución del Ayuntamiento el día 11, dando 15 días a las empresas para presentar documentación, el día 16 lo pararon todo y hubo cientos de clientes que perdieron el día. No se ha pensado tampoco en las empresas que aguantan la temporada baja esperando el verano para recuperarse económicamente y ahora le bloquean. No se debe hacer un parón en medio del mes de agosto.
Se están publicando mentiras y exageraciones cuando se dice que son caravanas de 30 coches, la mayoría de las empresas no tienen tantos coches.
A los caminos y la naturaleza no se provoca ningún daño por parte de la mayoría de las empresas, estamos hablando de buggies que pesan 250 kilos y van a 30 por hora, a parte de una empresa que es la que ha sido multada por ir a alta velocidad.
Las 2.500 firmas que se han presentado son un poco sospechosas, si tenemos en cuenta que el Cotillo, que es donde se produce la protesta tiene 1400 habitantes.
En el municipio de La Oliva había seis empresas que hacían quads, tres han cerrado, una está haciendo excursiones por carretera, con lo que supone para el tráfico, otro está parado y los coches eléctricos no están afectados. En el norte estamos parados.
Hay turistas que vienen con la motivación de hacer estas excursiones por los caminos de tierra para ver los volcanes, los desiertos o las playas, incluso es importante para el turismo de El cotillo.
volver arriba