Un espíritu libre camina con Lata y Zurrón. Santiago Milán cuenta la historia ancestral de nuestra isla Destacado

  • Escrito por  Revista Mi Pueblo Fuerteventura
  • Visto 972 veces
  • Email
Club-de-Senderismo-Lata-y-Zurrón Club-de-Senderismo-Lata-y-Zurrón Revista Mi Pueblo Fuerteventura
Un espíritu libre camina con Lata y Zurrón. Santiago Milán cuenta la historia ancestral de nuestra isla

Santiago Milán PORTADA nº 67Por: Carolina Santos. Para la Revista Mi Pueblo Fuerteventura
El que conoce, aprecia, el que aprecia, disfruta, el que disfruta, protege y el que protege, ama. Así, con este saludo nos recibe Santiago Milán, un hombre erguido en cuerpo y alma, de mirada cercana, sabe escuchar, le gusta hablar y su gran corpulencia no es sino la puerta a un abrazo amigo y protector, aunque no te conozca.

Ha caminado por cada camino de su isla y de otras muchas. Es de la tierra que pisa porque la conoce, la respeta y la quiere, es del aire que respira y disfruta en cada sorbo, es del vino del lugar, de su olor, de su calor, es libre porque es naturaleza, es salvaje porque reniega de lo que le ata y aprieta.
 
Tras mucho caminar y juntar en el camino tantos amigos, se animó a crear el club deportivo Lata y Zurrón que ofrece cada domingo una ruta senderista, ya son más de 100 socios y cuentan con un local en Puerto del Rosario abierto a charlas, exposiciones, presentaciones o cualquier evento cultural o social que precise su uso.

La historia geológica de la isla comenzó hace 174 millones de años, una historia escrita en el malpaís, las dunas y playas, volcanes, valles y barrancos. Santiago Milán cuenta la historia ancestral como la cercana y propia de un campesino del lugar que frenó una construcción, o te indica los secretos de aquel rincón y los tesoros que esconde.

 
¿Cuándo y por qué se forma Lata y Zurrón?
Lata es el palo del pastor y el zurrón es el bolso que usan los caminantes. El Club Deportivo surge a raíz del programa de senderismo del Cabildo de Fuerteventura, El Golpito. Un grupo de amigos seguíamos saliendo cada domingo a caminar una ruta, y así una cosa lleva a la otra y organizamos Lata y Zurrón.

¿Cómo puede asociarse uno?Santiago Milán LATA y ZURRÓN
10 euros de inscripción y una cuota de 5 euros al mes, que incluye el seguro y los gastos que pudiéramos tener. Además tenemos un local en Primero de Mayo que esta abierto a cualquier propuesta cultural o social que se precise, como reuniones, presentaciones de libros, exposiciones, charlas, o lo que se precise. El local está en el Centro Comercial Vallecorto, y ya contamos con una televisión o un cañón para proyectar imágenes.

¿Entre vuestros socios y colaboradores contáis con importantes expertos?
Si, y con algunos de ellos estamos preparando charlas que se anunciarán en cuanto se confirmen los días. Como por ejemplo, el conocido Juan Miguel Torres experto en la evolución geológica de la isla, el historiador Carmelo Torres, la Botánica, Fayna Brenes, Tony Gallardo, director de la Reserva de la Biosfera, Luis Niño, Entomólogo, son algunos de ellos.

También contáis en el local con una pequeña librería y videoteca.
Hay un libro, Recursos Vulcanólogos de Fuerteventura, editado por el Cabildo insular, un trabajo exhaustivo, resumido y bastante fácil de comprender, que es una joya, de las muchas joyas literarias a nuestro alcance. Desgraciadamente estamos en una sociedad en la que cada vez se lee menos, algo que debemos retomar para el buen desarrollo personal.

LATA Y ZURRÓN¿No vamos por buen camino en la sociedad?
Degeneramos hacia una sociedad cada vez más absurda. Saturan a la gente con tanta información y la dependencia de las redes sociales. En los últimos días, hemos visto la fragilidad del sistema que se ha visto afectado por un virus y se echan las manos a la cabeza porque se paraliza todo lo que es la rutina, que además no se puede retomar con lápiz y papel.

¿Qué te provoca alarma?
En una excursión de escolares a una explotación ganadera, los chavales renegaban del olor que allí había, cuando eso son los aromas de Fuerteventura, que sería de este pueblo sin sus señas de identidad, que son algo más que una cabra dibujada en una pintura. Es ese olor que a tantas generaciones les salvo del hambre, es el calor, es el sabor. Vamos desapareciendo como pueblo poco a poco, y más si miramos las nuevas generaciones, capaces de renegar sobre lo tuyo que es lo suyo y lo de sus padres y abuelos y bisabuelos. No olvidemos que esta isla ha sido muy sufrida con épocas de hambruna.
Hago excursiones con adolescentes y no te puedes imaginar el nivel tan bajo que tienen en conocimiento o incluso en aspectos de relación. Yo me alarmé ante niños de 4º de la ESO que están preparándose para lanzarse hacia las universidades y….. Hablamos de estas nuevas generaciones nacidas a partir del año 2.000, fruto de las nuevas tecnologías,…nosotros escapamos porque hemos vivido una parte importante de nuestra vida sin tanta dependencia de las nuevas tecnologías, pero los que nacieron con ellas, no te puedes imaginar, su comportamiento… parecía que estaba con marcianos, era muy raro.

¿Y qué opinaban ellos de ti?
Supongo que también pensaban que era un marciano. No les entraba en la cabeza que no entendiera muchos de los términos que ellos empleaban. Porque yo necesito tiempo para poder desarrollar mi vida y no permito a las máquinas que me controlen. Soy afortunado o así me siento, porque soy capaz todavía de poder disfrutar de mi tiempo, soy libre, en la novela “Un Mundo Feliz” sería algo así como un salvaje.SENDERISMO LATA Y ZURRÓN

Una vez te escuché decir que tu propósito ante la gente, como guía en una ruta senderista, es hacerles felices.
De eso se trata. Mucha gente cuando camina con nosotros, además del paseo les gusta la convivencia con el resto de las personas, todas muy distintas entre sí y fuera de su entorno y rutina habitual. Salen de su coraza, ya no están pendientes de nada, sino que están en el campo y observan a quienes les rodean y empiezan a sentir el placer de una buena conversación, de disfrutar el momento.

¿Les cambia el concepto sobre la isla?
Cambia el concepto que tenían de la isla, que no es sólo sol y playa. No olvidemos que Fuerteventura es una de las islas volcánicas oceánicas más antigua del planeta. Todo lo que vemos en la superficie de la isla, es la labor que han hecho durante millones de años, agentes erosivos en montañas que en su momento llegaron a tener entre 2.000 y 3.000 metros de altura como el Teide. De esas tuvimos tres en Fuerteventura, y lo que existe ahora es sólo el esqueleto de la falda de esas montañas.

¿Dónde se localizaban esas tres montañas?
Un edificio norte que estaría al oeste de Los Molinos, el central cuyo vértice sería el pueblo de Toto y en lo que es la isla de Jandía.

¿Isla de Jandía?
Claro, no olvidemos que Jandía antiguamente era una isla, unida al resto por el istmo de La Pared. De las montañas mencionadas, la más fácil de apreciar es precisamente en Jandía, donde vemos el arco de Cofete que por un deslizamiento gravitacional hizo que se viniese ese gran edificio al suelo. El Pico de La Zarza con 800 metros de altura, no es sino los pies de la montaña que fue, y que abarcaba la mitad de una isla. ¡Nos podemos hacer una idea de lo que debió suponer aquel deslizamiento!

Impresionante.
En cualquier barranco de Fuerteventura escavado por la erosión, vemos perfectamente los diferentes tipos de sedimentos que reflejan perfectamente los cambios climáticos acaecidos en los últimos millones de años en la Tierra. Las regresiones marinas, las diferentes glaciaciones que han habido a lo largo de la historia geológica, los desniveles del mar y después toda esa arena del mar que aparece en rincones insospechados.

Cuándo explicas a los caminantes esta evolución ¿Qué es lo que más les llama la atención?
La gente se sorprende mucho cuando se les cuenta que Fuerteventura terminaba en El Cotillo. Lo último que se formó en la isla hace aproximadamente unos 10.000 años es la parte de Corralejo, con la erupción de los volcanes de Mascona, el calderón Hondo, la montaña Rebanada, la caldera Encantada. Toda esa fisura de volcanes, ganó terreno al mar y creó lo que hoy es el norte de la isla.
Paseamos entre volcanes, por donde quiera que vamos vemos un volcán, hay algunos más antiguos. La edad geológica de cada lugar se aprecia también en las diferentes tonalidades de los terrenos, con los colores ocres, negros… Fuerteventura es un gran museo que cuantLATA Y ZORRÓN CLUBo más la conoces, más maravillado te quedas del tesoro que es en sí misma.

Fuerteventura, la isla del tesoro.
De los tesoros, Carolina, porque aparte también, lo que tiene Fuerteventura son los espacios abiertos que encuentras cuando vas caminando por todas esas montañas y calderas, alcanzando sitios tan lejanos como cercanos, donde el silencio es total y no ves una construcción alrededor. En otras islas ya se ha perdido, y aquí contamos todavía con estos horizontes y espacios abiertos que hace que te encuentres contigo mismo.

¿Más tesoros?
Nos achacan que no tenemos muchos edificios históricos, sin embargo tenemos un inmenso patrimonio agrícola y etnográfico. No olvidemos que ha llegado a nuestros días, casi intacto, todo lo que el campesino majorero ha dejado. Toda esa labor de grandes acequias con miles de metros, en esa lucha por sacarle al terreno un poco de agua. La cultura del agua que desgraciadamente la hemos ido perdiendo. Si aprovechamos y potenciamos la creación de agua destinada al campo, imagínate el vergel de esas tierras que están intactas.
Es decir Fuerteventura es lo que dice el dicho, O se entra llorando o se sale llorando. Porque esta isla provoca cambiar tus propios conceptos de vida o al menos reflexionar sobre ellos.

¿El Turismo se puede replantear para que sea una actividad beneficiosa para la isla?
El Turismo bien entendido por supuesto que si. Pero por ejemplo, ahora hay una proliferación de excursiones en quads, que si no se regulan, provocan un destrozo brutal y son un grave problema porque abren pistas donde no deben. En época de cría de aves, somos nosotros caminando y hacemos ruido, imagínate lo que son esas máquinas, o algunos que entienden mal el motocross y se meten por cualquier lado.

¿Cuántas rutas existen?
Rutas, todas. 300, 400.

¿Y es conveniente darlas a conocer?
Todas no. Algunas veces hemos anuCLUB LATA ZURRÓNnciado alguna y se produce un efecto llamada de demasiada gente o de gente que cuida poco algunos lugares o hacen salvajadas en unos parajes que precisan una protección especial. Hay que tener cuidado, porque empresas con la palabra senderismo en Fuerteventura hay 74 y eso puede estar muy bien o según quien o quienes la gestionen, ser un desastre.

Hablas de los espacios abiertos y de los silencios, ¿qué provoca el silencio? ¿Por qué es importante el silencio?
Porque es la magia del entorno. Es encontrarte a ti mismo. Es la reflexión. Cuando empiezas a caminar y al rato te sientas aquí en un tablero solitario y en silencio, no pasan diez minutos que empiezas a comprobar que a tu alrededor fluye vida, desde animales esteparios, pájaros, cuando te quieres dar cuenta, eres un yogui (risas).

Es que tú eres capaz de hablar con una piedra.
Bueno, eso es según como te encuentres y lo relajado que llegues a estar (risas). En una ocasión que estaba relajado y a gusto, sentí que me llamaban y al mirar hacia el risco, en vez de rocas vi caras, y así continué todo el trayecto conversando con ellas. Qué nadie crea que tomé nada, sino que la imaginación se te dispara, estás tan integrado que llega un momento, que formas parte de esa naturaleza, estás en sintonía con ella.

¿Qué le puede aportar a una persona el contacto con la naturaleza, conocer la naturaleza?
Todo. El lema que tenemos en el Club es El que conoce, aprecia, el que aprecia, disfruta, el que disfruta, protege y el que prote
ge, ama. Cuando caminas y te dicen, mira esta es una planta que sólo se da aquí, así la conoces y entonces la aprecias, y por lo tanto la estás disfrutando, por lo que la proteges, por lo que la amas. Una cosa va llevando a la otra. El que camina, mira por donde pisa y se aleja de esos golpes de pecho que alguna gente se da, diciendo Yo soy de aquí y como yo nadie quiere mi tierra. El que no conoce, no ama. Por mucho que hayas nacido en un lugar puedes ser el más dañino para tu propia tierra, hay que conocer.
RUTA LATA ZURRÓN
Próxima cita de ruta. 
Todos los domingos caminamos. En la web del Club pueden ver las rutas anunciadas.

¿Puede apuntarse a caminar gente que no sea del club?
Si, pero tienen que hacerse un seguro por ese día. Nos obligan por ley, es una responsabilidad. La Federación de Montañísmo a
la que pertenecemos hace un seguro por un día con un coste de 3,5 euros.

Una reflexión Santiago.
El día que descubrí que lo único que me voy a llevar es lo que vivo, me dediqué a vivir todo lo que me quiero llevar.

¿Te gusto? Hay que quitar todo lo que sea material. Yo nací para hacer a la gente feliz. ¡Vamos a ser felices!

Entrevista publicada en el Nº 67 de la Revista Mi Pueblo Fuerteventura, en la sección "En Profundidad" realizada por Carolina Santos
volver arriba