LA MEMORIA DE UN PUEBLO Gumersindo Calero Santana es conocido con el nombre de Julián Destacado

  • Escrito por  Ana Notario
  • Visto 637 veces
  • Email
RECUERDOS RECUERDOS ANA NOTARIO
De la mano de Kyara visitamos a Tío Julián
En el pueblo de Corralejo cuando llegan las fiestas del Carmen, en la gente más mayor aflora la nostalgia por tiempos pasados, por los que ya no están para compartir momentos tan especiales. En plenas fiestas, nos vamos con Kyara a visitar a su Tío Julián que nos recibe en su casa y nos abre de par en par la puerta de sus recuerdos más queridos

POR: ANA NOTARIO

2016 07 12 20.32.44¿Dónde Nació Julián?
Nací aquí en Corralejo en 1930, mi madre tuvo 16 hijos y dos abortos. También se murió uno chiquitito que nació con un tumor en la espalda. La casa donde nací es la que tiene la placa de la partera del pueblo, en la calle de la Iglesia, la construyeron Juan Pedro Calero y María Santana, mis padres, allí viví durante muchos años. María Santana Figueroa, era mi madre, la partera de Corralejo. Primero fue mi abuela Dolores y luego mi madre. Ayudó a nacer a más medio pueblo, en aquella época quisieron darle el título de comadrona, pero mi padre no quiso porque entonces tenia que ir por toda la isla y eramos muchoshermanos que atender. También, tuvo que ir a la isla de Lobos, una noche en un barco de vela porque se puso de parto la mujer de Antoñito el farero.


Usted es conocido por el nombre de Julián, pero ¿Cómo se llama en realidad?
Para registrar a los niños que nacían en Corralejo había que inscribirlos en la Oliva y había que ir caminando. Por eso se aprovechaba que la gente de la Oliva venía aquí a comprar pescado y se les daba el encargo, entre unos y otros al final se ponían los nombres equivocados. Yo en la iglesia figuro como Julián de San Cornelio y en el Juzgado me pusieron Gumersindo. Vine a a saber como me llamaba cuando fui a hacer el servicio militar y cuando me fui a casar el cura me buscaba en el registro no me encontraban, tuvo que leer todos en voz alta hasta que yo reconocí cual era mi nombre.

TIOJULIAN1¿Su padre a qué se dedicaba?

Mi padre estuvo en la pesca, y también en los barcos de cabotaje de carga, que hacía la ruta Fuerteventura Las palmas y después siempre en la pesca y todos nosotras desde chicos nuestro oficio era la pesca y después cuando eramos más grandes trabajabamos en los tomateros, en Gran Tarajal por la Vega de Rio Palma.

¿Qué recuerda de su niñez?
Había escuela donde se estudiaba la cartilla y el libro primero, no había otra cosa. La escuela estaba en la esquina del Muelle chico, en la casa donde luego estuvo el “restaurante El Patio”, el dueño era un tal Nazario y luego la compró mi tía Petra, era una casa muy antigua y vieja. En aquella época estaban los soldaos era tiempo de la guerra. En la escuela eramos un rancho, en la casa que menos había eran 7 ó 8 chicos y todos íbamos a la escuela.
Pero nosotros nos escapábamos, le decíamos a la señorita Carmen que teníamos que salir y nos íbamos por donde nadie nos veía hasta la playa de la Bristol a pescar, despuTIOJULIAN30002és cuando llegábamos a casa con la ropa mojada ¡Cazábamos jalá!

¿Qué juegos recuerda de aquella época?
Jugábamos a la pelota, le decíamos el bate, primero con pelota de trapo y luego vino la de goma. Eramos dos equipos de cinco chichos, tres piedras por un lado y tres por otro . Había lanzar la pelota y pisar la primera luego la segunda y luego la tercera, si te daba tiempo, pero si el otro equipo recupera la pelota y se la tiraba al compañero te quedabas quieto en la piedra, Esos juegos ya se han perdido, los niños ahora juegan a otras cosas. ¿Sabes a quién vi jugar algo parecido a este juego?, a los alemanes, en el hotel, pero ellos no le daban a la pelota con la mano sino con un palo. ¡Me reía al verlos jugar a ellos!
Otro juego que recuerdo era el “Zorique”, un cacho de cuerda escondido y dos equipos.

¿Y su juventud?
Recuerdo en La Vega de Rio Palma, cuando una mujer iba a parir se hacía el velorio, tocando música y bailando hasta que paria, se invitaba gente de Pájara de Ayui y de la Vega, yo tocaba el timple. En aquella época tenía tres novias y esa noche vinieron las tres al baile (Risas) Tuve que esperar que unos conocidos míos sacaran a bailar a dos de ellas y cuando estaba libre la que más me gustaba descansaba de tocar para bailar con ella (Más risas)

¿Se casó J
2016 07 12 20.48.41oven?
Yo con 26 y mi mujer tenía 15, no tuvimos hijos, aunque se quedó dos veces embarazada, los perdimos. Pero a cambio tengo muchos sobrinos que están siempre por aquí. Y además en mi casa hemos estado siempre rodeados de niños porque cuidábamos a los hijos de algunas familias del pueblo.

Luego vino la hostelería, ¿Cómo lo recuerda?
Lo primero que recuerdo fue la construcción del Hotel Corralejo, aquí en el muelle chico. Renato, el italiano fue quién que comenzó a traer extranjeros a su hotel. Luego llegó la construcción de los hoteles grandes, ahí trabajé yo, había muchos obreros que vinieron de fuera y se quedaban a vivir en la obra que había sitio preparado para ellos. Luego trabajé en mantenimiento y en la cocina.

¿Abrió un bar?
Si. Primero abrí donde están ahora “Los Pescaditos” y después abrí aquí al lado de mi casa. Venián muchos turistas que me conocían del hotel, aquí armábamos grandes parrandas hasta bien tarde.

Y de Las Fiestas, ¿qué recuperaría?

Todo, lo que había antes, como era. La familia se reunía, las casas se preparaban, se pintaban de blanco, no con pintura sino con cal. Se preparaba la ropa. El día de la fiesta toda la familia se reunía para comer el puchero, son momentos que se recodaran siempre.

Hemos pasado una tarde entera hablando con Julián, sobre su vida y sobre el pueblo, como era, como es. Nos quedan muchos recuerdos que contar, entre tanto salimos a la puerta de su casa y al muelle chico para hacer unas fotos en las que Kyara se pone muy orgullosa al lado de su tío Julián.
volver arriba