Desarrollo Sostenible. Vender energía entre vecinos: en Europa ya se puede. Destacado

  • Escrito por  Revista Mi Pueblo Fuerteventura
  • Visto 858 veces
  • Email
Imagen MiPueblo Noviembre Imagen MiPueblo Noviembre Revista Mi Pueblo Fuerteventura
Desarrollo Sostenible. Vender energía entre vecinos: en Europa ya se puede.


POR: Martino Boniardi, Ingeniero Leed de Sostenibilidad y Energías Renovables

Se llama Vandebron y es el Airbnb de las energías renovables. Esta startup holandesa gestiona la venta directa a privados de energía verde de pequeños productores independientes, sin lucro y con los mejores precios del mercado.

La revolución energética ya ha empezado y se está difundiendo en Europa. Es la revolución 2.0 de la energía verde libre y compartida.
Una turbina en una casa costera, un agricultor de papas con un biodigestor, el vecino con un techo lleno de paneles solares. Creemos que este se el futuro. Si no produces energía, tu vecino lo hace, o el viento un poco más lejos. Pronto cualquier persona puede comprar y vender energía porque un proveedor de energía no es un comerciante, sino un servicio.” (vandebron.nl)

Las ambiciones van más allá de los consumidores y productores tradicionales. Las fuentes de energía Vande juegan un papel importante en la transición a una forma de energía renovable, descentralizada y autónoma.

Como funciona.
1. Los pequeños productores de energía renovable fijan sus propios precios (dentro de unos límites) en la plataforma digital Vandebron.

2. El comprador, paga un coste fijo mínimo a Vandebron para utilizar la plataforma, elige el productor y le compra directamente a él a un precio menor que el de mercado, porque no requiere trámites.

3. Vandebron, es el intermediario, se preocupa de la gestión de la compraventa y de todos los trámites burocráticos y legales, cubriendo los costes del servicio con la pequeña suscripción del consumidor.

"No es una conexión en tiempo real", dice Jaap Grolleman, portavoz de Vandebron. "Pero si utilizas 3,000 kWh en un año nos aseguramos de que tu productor, o sea la fuente que has seleccionado, produzca esta cantidad en el mismo año, siendo pagado por su servicio. "Nosotros no lucramos nada sobre la energía, lo que el consumidor paga por la energía va directamente al productor", explica Wilcke. Eso significa que el productor está recibiendo los precios al consumidor, más o menos, que son más altos de los que solían obtener de la venta de su energía a un servicio público.

La implicación de este sistema en España podría ser de verdad importante, garantizando una revolución verde rapidísima en el mercado energético español, en lugar de la locura política del impuesto al sol que ha parado el desarrollo de las fuentes renovables en el País.

No tenemos ningún interés en vender más energía, creemos que es importante que la gente use menos energía. Es por eso que estamos haciendo en el margen de las ventas de energía ilógica”.

Hay cosas buenas en este mundo, la pregunta es solo una: ¿Cuándo en Canarias?

Referencia: https://vandebron.nl/
volver arriba