Rosa Polín y Daniel Suárez Los entrevistadores entrevistados Destacado

  • Escrito por  Revista Mi Pueblo Fuerteventura
  • Visto 1440 veces
  • Email
ROSA_POLIN_Y_DANIEL_SUAREZ ROSA_POLIN_Y_DANIEL_SUAREZ Revista Mi Pueblo Fuerteventura
Rosa Polín y Daniel Suárez

Los entrevistadores entrevistados

Texto y fotos POR: Carolina Santos PARA: La Revista Mi Pueblo Fuerteventura

PORTADA ROSA POLIN Y DANIEL SUAREZ 2Les conocemos como personajes que están al otro lado de la pantalla del televisor, pero les aseguro que existen en carne y hueso con una vida tan real y común como la nuestra, sólo que la suya sube y baja y es comentario de todo vecino, incluso más allá de su calle.

Para comprobar lo dicho me autoinvito en su casa, donde me reciben entre abrazos, perros, pájaros y tortugas que me huelen, chupan, incluso intentan comprobar con un pequeño mordisco, si yo también soy de carne y hueso.

Una vez todos sentados en la mesa, noto un cierto malestar de nuestra pareja protagonista, y es que a los entrevistadores no les gusta nada que les entrevisten. Sin embargo, basta la primera pregunta para que se entusiasmen contando su historia con orgullo y ese placer que se siente al saborear un recuerdo grato que se revive.

Daniel, ¿cuándo comenzaste en los medios? A los quince empecé en RNE. ¡Ñoo! ¡¿A los quince?! Siii y tiene el record mundial de permanencia en emisión, añade con una amplia sonrisa, Rosa.
C
ierto, estuve siete días y unas horas en continuo directo. Mi compañero y yo sólo parábamos una hora al día. Entrevistamos a cientos de personas, vino el presidente del Gobierno de Canarias, numerosos artistas como Arístires Moreno, Manolo Vieira, Los Coquillos, Piedra Pómez,… también los medios se volcaron en apoyarnos. El día del record, un andaluz nos hizo una sardinada a la que vinieron miles de personas. Todo lo recaudado fue para el San Juan de Dios. Y fíjate, unas horas después de cumplir el record, entré en shock. Escuchaba pero no podía hablar. Para recuperarme, estuve tres días durmiendo. Entonces tenía 18 años, unos meses después conocí a Rosi.

¿Por qué ese empeño en trabajar en radio?20161220 150003
Era mi pasión desde chico, cuando iba con una grabadora (que había pedido a los Reyes Magos) entrevistando al señor del agua Firgas, al cartero, al panadero… hacía montajes de casset a casset con la ayuda de mi hermano. Como me gustaba tanto, llamaba a los programas de radio para participar como concursante o lo que hiciese falta. Ya en el colegio presentaba la Escala Hi-Fi, hacia teatro… En la radio empecé colaborando, luego en una productora estuve presentando los carnavales, incluso entré en directo con José Manuel Parada en RNE todos los días para contar el carnaval.

¿Y cómo fue tu entrada en la radio Rosi?
De pura casualidad. Fue mi madre la que dijo que me acercase al Sebadal porque andaban buscando gente para hacer algo, aunque no sabía para qué. Allí fui con una amiga, encontrando un montón de gente para hacer un anuncio de tv de ecoembes. Y a la semana me llaman y me dicen: Mira para el spot publicitario no has sido seleccionada, pero aquí alguien se ha fijado en tu voz y quieren que vengas para hacer pruebas de locución. Yo no tenía ni idea, pero fui. Leí un papel y lo típico, ya te llamaremos. Así se volvió a repetir un par de veces, hasta que un día llaman y me dicen que el lunes comienza un programa de radio en el que puedo participar. Ese lunes me presentaron a Daniel, quien me preguntó muy serio: “Bueno, y usted ¿qué es lo que sabe hacer?” “Pues no sé, lo que usted quiera”, le dije pensando que era mayor porque antes iba todo engominado, y sin embargo es un año más chico que yo. “¿Recetas de cocina?”, me propuso. Y yo empecé a coger los libros de cocina de mi madre, porque no tenía ni idea, y con el recetario delante empecé con la locución.
Daniel: Ahí nos conocimos. Yo era el director del programa por la tarde con diez personas a mi cargo, la mayoría estaban empezando como Rosa, y les tenía que enseñar.
Rosi: Cinco horas diarias de locución, cuando en realidad tenía un contrato de prácticas de administrativo. Cuando pregunté cuando empezarían a pagarme, recuerdo que el jefe me dijo, “No te preocupes Rosi, que llegará un día en que por tu voz, cobrarás”. Y así fue.

20161220 145836Desde vuestro primer encuentro en radio, ya no os volvéis a separar ni personal ni profesionalmente.Daniel: Así es. Nos conocimos justo cuando empezó la fiebre de radios locales en Gran Canaria. Después de ese primer programa en radio, fuimos a la televisión local, Onda TV Maspalomas, OTM, y hacíamos entrevistas en el Barco de Naviera Armas, siempre intentando innovar.

¿Y lo vuestro qué fue, un flechazo?
Rosi
: No, qué va. Daniel ni siquiera quería trabajar conmigo porque le parecía muy bruta, tan morena de piel y con playeras. Y a mi, tampoco me gustaba él.
Daniel: Pero en antena surgió rápidamente una química. Y mi madre, su hermano…todo el mundo nos emparejaban. No fue flechazo pero la química que surgió en nuestros programas, nos unió también personalmente, y son ya 22 años juntos como pareja, los mismos menos seis meses que trabajamos juntos en los medios.

20161220 145753¿Por qué dejáis Las Palmas y decidís venir a Fuerteventura?
Bueno, al final nos perrearon mucho y dejamos la emisora. Rosi fue a trabajar a una tienda de muebles,…
Rosi: Si, pero durante el fin de semana, grababa el programa de radio de toda la semana. ¡Una vez me quedé dormida en la zona de colchones! En fin, no llegué ni al mes en aquella tienda.
Daniel: De la radio nos fuimos a una Tv muy cutre donde por casualidad conocimos a los que entonces eran dueños del Águila 2000 en Fuerteventura, que hoy es el Costa Tropical. Llevábamos cuatro años juntos y estábamos quemados de que no nos hicieran contrato, queríamos vivir juntos, casarnos, y entonces llamamos a los dueños del hotel, y les dijimos: “Queremos ir a Fuerteventura para alejarnos de los medios” y así llegamos hace hoy 18 años a la Maxorata.

Vamos, que lo del mal trato a los periodistas en los medios, viene de lejos.
De toda la vida.

Bueno, seguir contando vuestra llegada a la isla.
Vivimos un par de meses en una zona de apartamentos del hotel. Yo hacía el transfer al Castillo, llevando a los guiris a la playa cada hora.

¡Menudo cambio de vida!
Rosi:
¡Total! Pero entre mis cosas en la maleta, había traído escondido el curriculum. Y menos mal, porque de camarera en la cafetería del hotel sólo duré dos días, no me dio tiempo ni a aprender como funcionaba aquella cafetera.
Daniel: Aunque era durillo, estábamos felices, por primera vez, vivíamos juntos y hacíamos nuestra vida. Y eso que hubo días que no teníamos ni mil pesetas, sino lo justo para dos bocatas y un refresco.
Rosi: El caso, es que me fui a buscar radios y encontré Radio Archipiélago, y tras terminar una suplencia, sobre la marcha me llamaron de Radio Sintonía, donde comenzamos juntos por la tarde con un programa que fue un boom. Nosotros mismos hacíamos de Mely y Mela, imitando una pareja de mayores que entrevistaban libremente a todo el mundo, y a los que más tarde, también llevamos a la TV.
Daniel: Radio Sintonía fue nuestra familia en Fuerteventura, hasta que un día Rosi decidió que quería volver a Gran Canaria. Cosas de la vida, justo en ese momento se empezaba a gestar las Arenas Canal 9 con aspiración regional, y les mandamos el curriculum a Las Palmas, donde, aunque inicialmente nos dijeron que sí, en el último momento nos rechazaron y nos dejaron aquí con todo empaquetado y sin nada de nada.
ROSA POLIN Y DANIEL SUAREZ 1
¡Vuestra vida es un sube baja de vértigo!
Bueno, eso enseña, enriquece.

Vale y os encontráis con todo empaquetado y sin regreso a Gran Canaria.
Daniel:
Y decimos, “Hostia, ¿y ahora?” Ya nos habíamos casado y no queríamos volver a casa de nuestros padres. Así que fuimos a Fuerteventura Tv, donde inicialmente nos pagaban 450 euros a los dos, no a cada uno, sino a los dos, y comenzamos el magazine Tal y como somos. Más adelante nos contrataron y al poco tiempo, me pusieron de director. Estuvimos dos años y medio, luego me llamaron de Las Arenas y entonces quedó sola Rosi.
Rosi: Y me vino muy bien estar seis meses en mi propia línea. Desde entonces juntos no hemos vuelto a hacer un programa. Pero volveremos, seguro que volvemos a hacer un programa juntos.
Daniel: Estuve doce años en Las Arenas hasta que cerró en el 2011. Aunque me ofrecieron quedarme con la tv no quise porque resulta carísimo. Y ahora en Tv Tindaya llevamos cuatro años.

¿Y qué nuevos proyectos hay en Tv Tindaya?
Está en un proceso de cambio de propiedad, aunque van a seguir contando con nosotros.
Rosi: Yo confío en que las cosas van a ir bien. Seguro que va a ser para mejor.

Madre mía, qué aventura.
Hemos pasado baches pero siempre para mejor, nunca hemos dado un paso atrás. También hemos trabajado mucho, muchas horas, muchas ferias, mucho carnaval, mucho directo…

¿Os habéis sentido acogidos en Fuerteventura?
Desde el día uno, por lo que nos sentimos muy agradecidos.

Incluso la primera ecografía de vuestra hija salió en TV antes que la viera la familia.
Y para qué fue eso. Fue por un compañero de la tv, que aunque no tenía mala intención, armó una buena en la familia. Mi suegro se enfadó y normal, porque se enteró por la tv antes que en persona, que iba a tener una nieta.

De las cientos de entrevistas que habéis hecho ¿con cual os quedáis?
Rosi:
Recuerdo un momento entrevistando una mujer de 104 años que le pregunté qué le preocupaba a esa edad, y me respondió, “Mis hijos”, que tenían más de 60 y 70 años… y ante mi sorpresa, me miró fijamente y dijo, ¿Tú no eres madre?, Siii. Pues ya esta todo dicho. Y tenía razón. También soy muy sensible con temas de ayuda directa a personas y a los animales.
Daniel: A mi, me impresiona entrevistar a las personas que trabajan en ONGs, salvando vidas, y te hacen recordar la suerte que uno tiene. La gente que se muestra tal y como es, son las entrevistas que más me interesan y me impresionan.

¿Cómo veis el estado ROSA POLIN Y DANIEL SUAREZ 3actual de los medios en Fuerteventura?
En los medios siempre ha habido un problema, por lo menos en los medios locales, y es el afán de protagonismo de ciertos empresarios que montan medios como juguetes y éste es un juguete caro. En Fuerteventura llegamos a tener un montón de medios locales y lo que más me duele ver es la cantidad de gente que se ha quedado por el camino, trabajando en otros sectores o incluso marchándose de aquí. Ahora, parece que están surgiendo productoras, agrupaciones de medios y periodistas, que antes no existían y ya veremos qué tal evolucionan.

¿Volveríais a Gran Canaria?
Estamos muy felices aquí. Además nuestra hija esta empadronada aquí y macharse sería para ella un disgusto. Pero no tenemos apego a los lugares ni a lo material, y menos después de un par de sustos de salud que hemos tenido. Si nos saliera una buena propuesta, pues por qué no, habría que pensarlo.
Rosi: Aunque en cualquier sitio no tendríamos la libertad que tenemos aquí.
Daniel: Ahora mismo somos muy afortunados.

Rosi, Daniel sólo me queda desear que paséis una feliz Navidad y Próspero Año nuevo.
Igualmente y nuestros mejores deseos para tantos amigos y familiares, para tantas personas que nos siguen, y para los compañeros de los medios. Gracias a todos y felices fiestas.
volver arriba