Los presa. Cartas al Cartero de Paco Santos

Los presa. Cartas al Cartero
POR PACO SANTOS para la Revista Mi Pueblo impresa, edición número 072
Facebook: Francisco Santos Rebollo @ facebook

Mi sosegado confidente:

Sé bien que usted, por su oficio, habrá tenido que correr más de una vez perseguido por algún can gustoso de hincar el diente en sus nalgas.

Siempre he sido del parecer que la expresión popular de “llevarse como el perro y el gato” sería más acertada si la trocásemos por la de “llevarse como el perro y el cartero”. Porque en alguna ocasión he visto a perros jugando amistosamente con mininos, sí, pero nunca he visto a ninguno que no empezase a babear en cuanto el cartero asomaba por la calle.

Por eso usted antes que nadie comprenderá el motivo de mi alarma al escribir esta misiva. Pues siendo como soy un amante de los animales, y aceptando que hay perros con más mala leche que otros (como los bípedos de nuestra especie), no puedo evitar que se me erice el lomo cada vez que tengo cerca a un presa.

“No hace nada” o “depende de cómo se les eduque” son frases con que sus dueños pretenden tranquilizarme. Lo que pasa es que demasiadas veces me encuentro con que esos mismos dueños dan muestras de un comportamiento incívico (el bozal y la correa brillan por su ausencia), en ocasiones violento, y con frecuencia dejando traslucir una personalidad acomplejada que intentan compensar con la amenaza de su mascota cascahuesos.
 
 Dado que es legal que cualquiera, independientemente de que sea un César Millán o un cretino, pueda salir de su casa con estos animalitos, ¿no sería procedente un test psicotécnico y un examen como el que se exige para conducir un vehículo o portar un arma? O como mínimo un trámite formativo como el que se requiere para ser manipulador de alimentos o socorrista; digo yo.

Deseando que sus glúteos sigan intactos, se despide de usted el inquilino de:
c/ El Médico de los Corderos, nº 8 (semisótano).
Puerto del Rosario.
 Paco Santos
Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS