Revista Mi pueblo Fuerteventura nº 65

Revista Mi Pueblo Fuerteventura Nº 65 
                                                                                                                             
MI PUEBLO FUERTEVENTURA Nº 65 MARZO ABRIL 2017PORTADA Para leer la revista on-line haga clic sobre la foto

Fuerteventura en primavera es una explosión de actividades, parece que renace dejando atrás el frío invierno.

En Abril nos vamos todos a Feaga, en Pozo Negro, municipio de Antigua. Es una convocatoria que aumenta sus asistentes cada año y muestra ampliamente la actividad del Sector Primario en nuestra isla.

En el Rincón de Tamariche, Rafael Pérez ha tenido una charla muy entrañablecon Juana María Hernández, que ha compartido con nosotros y nos habla de lo fue nuestra isla en otros tiempos.


Carolina Santos nos brindó participar en la entrevista a nuestro colaborador Paco Santos con ocasión del importante premio que ha recibido estos días en Las Palmas, del cual les informamos en una amplia entrevista. Nuestra redacción se vistió de gala y con gran orgullo felicitamos a este mago de la palabra que tanto nos hace disfrutar con sus artículos mensuales y con sus geniales novelas y cuentos, se lo presentamos en nuestra portada con su flamante premio.


En la sección de Historia y Tradiciones recordamos
la historia de las Tomateras de Gran Tarajal, directamente del blog del historiador Francisco Cerdeña.
 
Completamos el contenido de este mes con nuestras secciones: Desarrollo Sostenible, Salud, Gastronomía, mascotas, los mejores articulistas desvelándonos sus inquietudes, un espacio muy especial dedicado a los más peques con la Pequeña Áloe. Astrología y un servicio gratuito en el Tablón de Anuncios de compraventa de segunda mano al cual pueden enviarnos sus anuncios a través de nuestro correo o por WhatsApp.

Ponemos todos nuestros contenidos al alcance de los lectores de todo el mundo a través de nuestra web: www.mipueblofuerteventura.eu
Además, no olviden que pueden contactar con nosotros para proponer, opinar o criticar en nuestro correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o en nuestra página de facebook Mi Pueblo Fuerteventura, donde ya somos más de doce mil seguidores.

Gracias a todos. ¡Esperamos su visita!
¡Feliz Primavera!
Revista Mi Pueblo Fuerteventura Nº 65 marzo/Abril 2017






Leer más ...

Toda una lección. La Tilde del guiri

Toda una lección. La Tilde del guiri

POR: GIANFRANCO COSTA

El pasado día 23 de septiembre sucedió una de aquellas cosas que se pueden definir sin lugar a dudas excepcionales para nuestra isla. La friolera de 15.000 majoreros, de raza o de adopción, tomamos las calles de la capital para pedir una Sanidad Digna en Fuerteventura. Ya otras veces he enfocado mi atención sobre las tramas corruptas que por desgracia regulan el tema, pero esta vez no es de esto de lo que les voy a hablar.

Sinceramente tenía yo algunas dudas a propósito de si participar o no en la manifestación. Estoy convencido, junto a los 15.000 que dejaron sus huellas en Puerto Cabras, que el mal estado en el que se encuentra la sanidad isleña depende principalmente de la incapacidad de nuestros políticos gobernantes. Por esa razón dudaba yo si ir o no ir, no quería mezclarme con esa mala gente que son nuestros políticos. Lo que pasó fue que una conocida que vive y trabaja en El Cotillo me dijo que ese día iba a cerrar su tienda para poder manifestar su indignación por lo mal que nos tratan nuestros políticos.

Desde hace más o menos unos cinco años tengo que reconocer que mis artículos, sin querer, a menudo han podido leerse como la expresión de la voz de alguien siempre muy crítico con la sociedad majorera. Es un hecho que bajo muchos puntos de vistas la vida aquí todavía tiene un sabor casi feudal. Está el rico Señor, sus servidores con la cabeza bien bajita y la lengua siempre bien húmeda, y el resto de la gente que tiene que aguantarles. Este servilismo seguro que existe, es algo que llega desde un pasado muy remoto. Tenía yo la sensación de que los majoreros más humildes estabán acostumbrados a aguantar cualquier injusticia por parte de sus Señores. Mi cerebro visualizaba la imagen de un burro que sobre la espalda soporta una carga de 50 kilos, que con paciencia la lleva sin quejarse. Si su dueño añade otros 50 kilos, el burro sigue llevando ese gran peso, sin quejarse. Si su dueño añade otros 50 kilos, la espalda del burro se dobla un poquito, pero seguirá llevando el peso, siempre sin quejarse, sin nunca levantar la cabeza.

Pues puede que sea así quizás por una parte de la sociedad majorera. Pero lo que vi el pasado día 23 de septiembre fue para mí toda una lección. Ha sido una prueba de orgullo y dignidad muy fuerte, muy potente. Oír una de las organizadoras de la manifestación pedir por favor, antes de que esta empezara, bajar todas las banderas de todos los partidos políticos, ha sido algo escalofriante. Toda una lección. Ha sido la demostración de que los majos son gente muy digna, nada que ver con esa imagen del burro sumiso a su dueño. En el momento de oír la lectura del manifiesto se me puso la piel de gallina y mis ojos se mojaron de emoción. En ese momento tuve que reconocer que mi postura ha sido a menudo demasiado presuntuosa e injusta. Mi alma vibró tan fuerte como para sentirme en profunda comunión con toda esa gente, como una parte del todo.

Aunque yo en este momento no sepa lo que va a pasar en el futuro, lo que sí sé es que ese día recibí una severa lección. Es posible que los demás 85.000 majoreros no tengan la misma fuerza y la misma valentía de los que como yo participamos en esa manifestación. Esto será bastante fácil averiguarlo cuando llegue el momento de volver a votar. Si en ese momento salen electos los mismos, inadecuados de siempre, los que son la causa de los sufrimientos de todos los majoreros bajo el punto de vista de la sanidad, entonces quedará claro que los de la manifestación sólo fueron una minoría. Fuerte y valiente, pero una minoría.

Porque el juego es muy sencillo: habría que recordar lo que le pasaba a San Andrés en Tetir, en el mes de noviembre, en caso de que no hubiese sido capaz de mandarnos la lluvia. ¿No hiciste llover? ¡Te despeñamos y a buscar otra estatua!

Al fin y al cabo el momento en el que elegimos a nuestros representantes para que administren nuestros recursos, es el decisivo. Ahí vamos a verificar de manera muy sencilla si la participación en aquella manifestación sólo fue un fuego de paja o un involucrarse desde el punto de vista emocional. Si sólo pasó por el apoyo logístico de las instituciones, o si verdaderamente fue un acto consciente y valiente de revolución. En ese instante resultará muy clarito si vale más el cuñado enchufado o la dignidad de todo un pueblo.
Leer más ...

La Tilde del Guiri … y siguen llegando por un tubo... Por: Gianfranco Costa

La Tilde del Guiri … y siguen llegando por un tubo... Por: Gianfranco Costa Para: La Revista Mi Pueblo Fuerteventura
Hace unas pocas semanas muchos bien pensantes majoreros se sintieron muy picados en el honor, después de que una revista satírica definió Fuerteventura como “ el Caribe de los pobres”.


Esa viñeta por cierto no fue uno de los mejores resultados de la famosa revista. Había importantes imprecisiones, por ejemplo posicionaron a Canarias en el mediterráneo. De todos modos una ola de indignación recorrió toda la isla, hasta llegar a producir declaraciones oficiales por parte de las mayores instituciones públicas isleñas. Por desgracia sus políticas ciegas y banales de verdad han transformado nuestra isla en un Caribe de los pobres, en el paraíso del todo incluido.

El pasado día uno de agosto el periódico Canarias 7 publicaba en su portada la siguiente noticia: “Cuatro millones de turistas llegan con todo incluido. Uno de cada tres visitantes pagaron absolutamente todos sus gastos antes de pisar el destino. Se trata del segmento de todo incluido, esto es, aquellos visitantes que llegan con el hotel y lo que consumen en él, ya pagado en el lugar de origen. En cuanto al perfil de ese turismo, la mayoría se aloja en hoteles catalogados de cuatro estrellas y muchos repiten en el destino”.

Ya por sí misma esa noticia es bastante mala para la economía local isleña. Quiere decir que a las pequeñas y medianas empresas, que constituyen el verdadero tejido productivo local, sólo llegan las migas de todo ese enorme flujo de dinero. Unos cuantos bocadillos en unos bares, unas cervezas, de vez en cuando una pizza. La gran mayoría de ese dineral forra a los hoteleros, muchos de ellos ni tributan en Canarias ni en España, sino en su país. Es una especie de burla, una tomadura de pelo para los canarios. Parece lícito concluir que nuestros políticos tienen todo el interés en contribuir a “forrar” a los hoteleros, en lugar de favorecer la economía local.

El golpe de remate llega a machacar los intereses locales de la gente de Canarias considerando que aquí seguimos teniendo un porcentaje de paro cercano al 30%. Es decir que, después de comerse toda la tarta, los hoteleros ni contratan nuevo personal. Las condiciones de trabajo inhumanas en la que se enfrentan a diario las “ Kellys”, las camareras y limpiadoras de piso empleadas en los grandes hoteles, son la demostración de cómo actúan en realidad los depredadores del sector turístico, los nuevos esclavistas del tercer milenio. Con la complicidad explícita del gobierno de Canarias, que con sus actuaciones demuestra a diario su cómplice intención de vender por cuatro duros la tierra de Canarias para regalársela a los mismos hoteleros especuladores.

¿De verdad todavía queda alguien que no haya entendido que la mentira de los puestos de trabajo es en la realidad nada más que un bulo? Aunque esto fuera verdad, ¿cuál sería el objetivo final?

Todavía recuerdo las palabras llenas de satisfacción pronunciadas por el ex alcalde del municipio norteño, el Señor Oscuro, declarando públicamente que con su trabajo durante las últimas décadas, consiguió transformar a un pueblito de pescadores como Corralejo en una industria turística. ¿Haber transformado la economía isleña en un ejército de camareros y albañiles sería un éxito? El mundo alrededor del archipiélago evoluciona, se mueve, estudia nuevas posibilidades, mientras aquí todavía tenemos que arrebatarnos entre “ Ilustrísimos” y “Excelentísimos”. Inglaterra y Alemania basan gran parte de su economía en el desarrollo de las energías renovables y en la investigación. Mientras esto pasa a nuestro alrededor, aquí seguimos frotando vajillas y levantando muros de bloques porosos de humedad, para construir otras, inútiles, casas vacías. Quizás podamos seguir así hasta que se estabilice la situación política del norte de África, cosa que hasta ahora nos ha garantizado la llegada de un flujo regular de turistas. Economía carroñera.

Este es el modelo de desarrollo económico al que esa gente nos ha condenado. Claro que hay que aprovechar las maravillas de nuestra naturaleza desde el punto de vista turístico, pero paralelamente hay que desarrollar una economía propia, algo que nos permita sobrevivir el día en el que el barco de los alimentos no llegue. Algo que permita a nuestros hijos buscarse la vida encontrando un trabajo digno. ¿Por qué en Canarias resulta tan alto el porcentaje de abandono escolar? Me parece claro que si tengo que estudiar décadas para acabar lavando vajillas, probablemente el juego no vale la pena. ¡A migrar!

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS