Herramientas de Vida. La Sonrisa

Herramientas de Vida. La Sonrisa

Por Oscar Ramos. Coach. Para la Revista Mi Pueblo

Esperé pacientemente mientras mi jefe terminaba su perorata acerca de la importancia de inculcar a los trabajadores un exquisito trato al cliente, justo después de echarle una bronca a un compañero delante de clientes y el resto del equipo. Respiré hondo, y utilizando todos los músculos de mi cuerpo, construí una sonrisa…”

Hace mucho tiempo, creo fue finales de los 90, en aquella ya mítica serie americana “Ally Mcbeal” conocí al peculiar personaje que inspiró éste artículo, él lo llamaba “la terapia sonriente”. Hoy para mí es un recurso habitual que transforma estructuras mentales y estados anímicos.

Fue el neurólogo francés Duchenne, conocido por descubrir la distrofia muscular progresiva que lleva su nombre, el primero en dejar estudios acerca de la sonrisa. Mientras realizaba investigaciones acerca de la fisiología de las expresiones faciales en el siglo XIX, describió la hoy llamada sonrisa natural; involucra la contracción de los músculos cigomático mayor y menor cerca de la boca, los cuales elevan la comisura de los labios, y el músculo orbicular cerca de los ojos, cuya contracción eleva las mejillas y produce arrugas alrededor de los ojos.

Este tipo de sonrisa parte del recuerdo de un sentimiento o la visión de una escena de belleza o de amor y hace que generemos las llamadas hormonas de la felicidad (serotonina, endorfina y dopamina).

Aunque Duchenne conocía la dificultad de fingir una sonrisa, instaba a sus discípulos a experimentar. Decía que con un entrenamiento adecuado, pasa de ser voluntaria (tiene origen en la corteza motora) a natural (un impulso generado en los ganglios basales como respuesta a procesos del sistema límbico) y ahí se produce la magia.

Los neurocientíficos actuales han comprobado que quien practica la sonrisa, altera el circuito de la angustia (disminuye el cortisol en sangre, la hormona de la angustia y el miedo) puesto que genera un mensaje al cerebro de que todo está bien, poniendo en marcha la acción fisiológica correspondiente.

Es la base de terapias circulares como la risoterapia, parten de una acción fisiológica que da lugar a un estado emocional que retroalimenta el estado físico y vuelta a empezar.

Hoy te reto a que sonrías. En principio sólo para ti, “cuando brota una sonrisa en soledad, habla la pureza del alma” dice un proverbio chino.

En mi experiencia, no fue tarea fácil. De sentirme estúpido o falso, pasó un tiempo hasta modificar la mueca fingida en expresión facial relajada, transformando un estado anímico de intranquilidad en uno placentero.

La sonrisa crea empatía, damos la bienvenida al otro que nos la devuelve. Nos proporciona sensación de compañía y con ella frenamos los pensamientos negativos. La sonrisa de los felices nos alimenta, llevándola como consuelo a los que sufren, rellena huecos que las palabras no podrían. Es tan contagiosa que es capaz de eliminar la prisa y convertirla en risa.

Experimenta y disfruta. Sonríe…2.png

Artículo publicado en la Revista MI Pueblo Fuerteventura número 68, en este enlace pueden leer la revista completa:

https://issuu.com/mipueblofuerteventura/docs/revista_mi_pueblo_fuerteventura_n___db40c85e753b81
Leer más ...

Herramientas de Vida. Conectores. por Oscar Ramos

Herramientas de Vida
Conectores


por Oscar Ramos. Coach.

A través de tu limpia mirada me siento capaz de Conectar con todo y con todos, de percibir Unidad donde antes había abismo…” 
MCF


Como hemos comprobado en nuestro proceso de aprendizaje, en muchas ocasiones permitimos que personas tóxicas y circunstancias externas complicadas nos roben la paz y la alegría de estar vivos, y qué es nuestro estado interno y nuestra actitud ante ellas la que puede marcar la diferencia.


Alimentos para el alma, creador de vínculos, enchufes, nexos de amor, links o Conectores, de muchas maneras he oído llamar al conjunto de herramientas que conscientemente utilizamos para transformar nuestro estado mental y/o emocional.


¿ Te has sentido sereno alguna vez al contemplar una puesta de sol dejando atrás tus preocupaciones? ¿Te has sentido renovado tras realizar tu deporte favorito o después de bañarte en el mar? ¿Has creado un vínculo con tu pareja, con un bebé, con una mascota, con una poderosa atracción que te transporta a un estado de plenitud? ¿Has convertido un mal día con un ataque inesperado de risa en bienestar y confianza?

Este tipo de situaciones que ocurren “aleatoriamente” podemos crearlas, provocarlas cada día con disciplinas como la respiración y la meditación. Si realizamos afirmaciones positivas cada mañana, co-creamos un día de emociones y pensamientos reconfortantes, si hacemos ejercicio o cualquier disciplina que trabaje nuestro cuerpo, será nuestra bioquímica interna la que se encargue de ello. Asimismo, agradecer o tener un gesto desinteresado con alguien, crear momentos de complicidad y buen humor, una lectura, una sonrisa, una canción, un mantra o el deleitarnos con la belleza como indicábamos al principio, cualquier conector que elijamos cumple su función; devolvernos la mejor versión de nosotros, y ese cambio está al alcance de todos.

La clave está en el autoconocimiento. Busca en tus acciones cotidianas qué podrían ser para ti conectores y empieza a provocarlos.

El ejercicio de hoy está orientado a encontrar formas de llegar a esos niveles de relajación, optimismo o incluso subidón cuando sea necesario.

Ponte cómodo con la columna vertebral recta y cierra los ojos. Respira lenta y profundamente por la nariz hasta que el cuerpo esté relajado y la mente serena. Visualiza un momento de alegría, de plenitud o de profunda serenidad. Observa dónde estás, explora, si estás sólo o acompañado, el entorno, a qué huele, formas y colores y qué es lo que te ha llevado a sentir lo que sientes. Vuelve a centrarte en la respiración, volviendo al momento presente, comienza a sentir tu cuerpo, a moverte y estirarte poco a poco, finalmente abre los ojos. Anota en un papel seguidamente todo lo que recuerdes. (Si el sentimiento era pura felicidad, puedes repetirlo cada vez que la tristeza o el desánimo te acompañe y recrearte en él).

Con este ejercicio descubrirás cómo operan tus emociones, pensamientos y sentimientos. En ellos aparecerán conectores conocidos y alguno nuevo, acéptalos, forman parte de ti, así que no dudes en usarlos a tu favor a partir de ahora.

Motivarte Coaching Fuerteventura
MotivArte












Publicado en la Revista Mi Pueblo Fuerteventura, edición Junio-2018. Enlace para leer:
https://issuu.com/mipueblofuerteventura/docs/revista_mi_pueblo_fuerteventura_79
Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS