El Ayuntamiento de La Oliva inicia una nueva investigación en el Muelle Chico

El Ayuntamiento de La Oliva inicia una nueva investigación en el Muelle Chico

Tras confirmarse la aparición de un foco contaminante desconocido hasta ahora


La institución emprende un programa de medidas para detectar el origen del foco de vertido, tras varios meses de análisis favorables. Sanidad confirma que la apertura de la playa se realizó correctamente

La Oliva, a 27 de junio de 2018. El Ayuntamiento de La Oliva ha iniciado el programa de actuaciones acordado con la Dirección de Área de Salud de Fuerteventura para solucionar la situación en el Muelle Chico de Corralejo, excavando en la misma playa en busca de algún posible foco de vertido desconocido hasta ahora.

Ambas instituciones acordaron, tras reunirse este jueves, y tras detectarse un pico "inusual" de contaminación, mantener la prohibición del baño hasta localizar el origen del suceso. Aunque los días posteriores la calidad del agua se estabilizó, la analítica de este lunes, comunicada ayer, refleja que este episodio se ha repetido, registrando un pico de contaminación por E. Coli, asociado normalmente a vertidos de saneamiento.

En consecuencia, se mantiene la señalización indicativa de playa cerrada al baño en varios idiomas, y se ha cerrado también el perímetro de la playa.  

Se trata de los primeros resultados desfavorables en el seguimiento de la playa desde que, a principios de año, el Ayuntamiento de La Oliva revisó el saneamiento del Casco Viejo y clausuró los pozos negros localizados, emprendiendo desde entonces un programa de analíticas cada cuatro días, que desde la pasada semana se ha intensificado a cada tres días.

Los técnicos del ayuntamiento, de Salud Pública y de la empresa de saneamiento municipal coinciden en la "extrañeza" que ha producido este último episodio, pues no se trata de los típicos registros moderados pero sostenidos que se asociación a la infiltración desde el subsuelo, como ocurre con los pozos negros, sino de picos pronunciados y puntuales que se disipan en los días posteriores.

El alcalde de La Oliva, Isaí Blanco, el concejal de Obras y Servicios, Oliver González, y el concejal de Playas, Genaro Saavedra, se desplazaron esta mañana al Muelle Chico para seguir el inicio de los trabajos con la marea vacía. Tras solicitar autorización a la Demarcación de Costas, la maquinaria municipal trata de localizar algún emisario o desagüe del que se desconociera su existencia. 

Oliver González explicó que "la situación está monitorizada en todo momento, con analíticas continuas. El saneamiento en el Casco Viejo se revisó completamente, se impermeabilizó, y se instaló un sistema de alarma en el pozo de bombeo del Muelle Chico, para actuar rápidamente antes de que se rebose. Sabemos que el foco no está ahí, así que ahora hemos empezado a revisar la periferia de la zona ya controlada".

Igualmente, dijo, "se ha solicitado la asistencia de una empresa especializada en saneamiento y aguas, que nos propone nuevas técnicas de detección de vertidos con la utilización de colorantes". 

El acalde de La Oliva, Isaí Blanco, ratificó los mensajes emitidos en comunicados anteriores: "estamos haciendo todo lo posible por arreglar la situación en el Muelle Chico. El saneamiento en las dos primeras líneas de edificaciones está completamente revisado, así que, vistas las circunstancias, comenzaremos a mirar ahora en otras zonas. Creo que el trabajo que le corresponde al Ayuntamiento se ha hecho con creces. En febrero localizamos cinco inmuebles sin conectar a la red y dos pozos negros que se desconocían. Tras solucionarlo, registramos tres meses seguidos de análisis favorables, y por eso abrimos la playa".

Blanco incidió en la gravedad de haber localizado "edificaciones vertiendo a pozos negros. Es decir, que no se habían conectado nunca al saneamiento. ¿Qué habían estado haciendo hasta ahora? Ahora que se ha localizado otro vertido, no queda más remedio que cerrar la playa y trabajar para solucionarlo lo antes posible. Lo sentimos de corazón por los vecinos y los bañistas, pero en un caso como ese la salud pública es lo primero".

Alcalde y concejal se volvieron a referir al empeño que ha puesto el actual gobierno "en poner solución al problema histórico del Muelle Chico", y "evitar de una vez por todas que la playa se tenga que cerrar todos los años". Ambos coincidieron en declarar que "este gobierno ha sido el primero y el único que se ha tomado en serio este tema", y que "ha aportado medidas concretas para solucionarlo". En este sentido, afirmaron, "las críticas que estamos recibiendo no pueden entenderse sino como oportunismo, porque además hemos informado puntualmente y con total transparencia de todas las novedades que se han ido produciendo".

Sanidad confirma que la apertura de la playa se realizó correctamente
Tras la reunión mantenida el pasado jueves para concretar las nuevas medidas a adoptar entre el Ayuntamiento de La Oliva y la Dirección Insular de Área de Salud, el máximo responsable de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias en Fuerteventura, Tomás Marcial Pérez, confirmó que el Ayuntamiento de La Oliva procedió a abrir la playa al baño con el visto bueno de Salud Pública.

"Desde el principio, el Ayuntamiento de La Oliva y el Área de Salud hemos estado colaborando y trabajando de manera coordinada en el tema del Muelle Chico de Corralejo". Afirmó que "la apertura de la playa se llevó a cabo en base a un informe de nuestro departamento de Salud Pública", y que en ese momento "no existía peligro sanitario alguno, pues los análisis reflejaban parámetros normales de calidad dela agua".

Para autorizar la apertura de la playa, este informe establecía como "factores determinantes" la adopción de un plan de actuación con medidas correctoras, "que ya se habían tomado", y la existencia de una serie de analíticas con parámetros normales de calidad del agua. Por lo tanto, se permitió la actividad, "condicionada al establecimiento de unos controles periódicos más intensos, y la adopción de un sistema de alarma de desbordamiento en la estación de bombeo del Muelle Chico, que también se llevó a cabo".

También valoró positivamente la intervención reciente del Ayuntamiento. "Esta playa tiene un historial de contaminación muy preocupante. Para esta vez el ayuntamiento se está moviendo", de manera que, dijo, "no se entienden los reproches a quien, precisamente, está intentando buscar soluciones".  

Fernández hizo hincapié en que, en la actualidad, "la situación sanitaria en la playa del Muelle Chico está monitorizada en todo momento, con los análisis continuos que hace el ayuntamiento y que semanalmente constatan nuestros inspectores de manera independiente".

Colaboración vecinal
Ni el Ayuntamiento, ni Salud Pública ni la empresa adjudicataria del alcantarillado municipal han podido determinar todavía el origen del foco contaminante por bacteria E.Coli detectado en los últimos análisis.

Los técnicos de las tres entidades coinciden en la extrañeza que ha producido este suceso, por tratarse de un foco intenso y puntual. Se barajan hipótesis como una rotura del saneamiento en algún edificio, o un eventual depósito o pozo que se hubiera rebosado.

El Ayuntamiento solicita colaboración al respecto, e invita a ponerse en contacto con la institución a cualquiera que tuviera información al respecto. "Agradecemos que nos informen, para así ayudarles a arreglarlo y poder volver a abrir la playa", trasladó el alcalde de La Oliva, Isaí Blanco.
Leer más ...

La calidad del agua en el Muelle Chico vuelve a ser apta para el baño, aunque se mantendrá el cierre de la playa por precaución unos días más

La calidad del agua en el Muelle Chico vuelve a ser apta para el baño, aunque se mantendrá el cierre de la playa por precaución unos días más

Los análisis arrojaron unos niveles por encima de los recomendados para el baño de la bacteria E. coli, cuya procedencia más probable sería la infiltración de elementos orgánicos desde el propio subsuelo de la zona 

El Ayuntamiento de La Oliva informa que los análisis de calidad del agua realizados sucesivamente en el Muelle Chico de Corralejo, desde que tuviera lugar el cierre de la playa la pasada semana, han venido registrando un descenso progresivo de los elementos contaminantes hasta situarse, a día de hoy, en unos niveles "aptos para el baño".

No obstante, por precaución, se mantendrá el cierre perimetral y la recomendación de no bañarse unos días más, mientras se realizan nuevos análisis que confirmen unos parámetros estables de la calidad del agua.

El Ayuntamiento Informa también que el cierre de la playa estuvo justificado por registrar los análisis un resultado positivo de E. coli (Escherichia coli), uno de los organismos patógenos para el ser humano más frecuentes, y que normalmente prolifera en medios donde existe descomposición de elementos orgánicos.

El origen más probable de este tipo de contaminación, según la investigación realizada, sería el propio subsuelo de la zona del Casco Viejo de Corralejo. El casco histórico de la localidad ha estado habitado desde principios del siglo pasado, sin que se instalara un sistema de saneamiento y alcantarillado hasta las décadas más recientes, de tal manera que los restos orgánicos de los antiguos pozos negros que permanecen en el subsuelo pueden, ocasionalmente, infiltrarse hasta la costa, normalmente coincidiendo con factores ambientales como lluvias o mareas amplias –tal y como ocurrió la semana pasada-.

El concejal del área de Sanidad en el Ayuntamiento, Rafael Avendaño, quiso transmitir "un mensaje de tranquilidad". "La playa se ha cerrado para preservar la salud de las personas, y también para poder hacer las investigaciones necesarias para prevenir que esta situación se repita. También es importante decir que se ha analizado el agua en todo el entorno, siendo el Muelle Chico el único punto donde se ha detectado esta anomalía en los análisis".

"Queremos aclarar también que actualmente no existe ningún emisario que vierta aguas al mar en la zona del Muelle Chico, y que las instalaciones de saneamiento y pluviales están perfectamente modernizadas". No obstante, añadió Avendaño, "durante los próximos días se tomarán nuevas muestras en puntos estratégicos para tratar de localizar, si lo hubiera, algún agente contaminante desconocido hasta ahora y clausurarlo inmediatamente. En todo caso, informaremos a los ciudadanos de los resultados obtenidos".

Emisarios y pozos clausurados
Ante la expectación generada, el Ayuntamiento de La Oliva quiere aprovechar para aclarar que actualmente no existe en la zona ningún emisario que vierta aguas directamente al mar, ni tampoco ningún pozo negro conocido, pues todos estos elementos fueron clausurados y sellados durante las obras de canalización e instalación de saneamiento que el Ayuntamiento llevó a cabo hace catorce años.

Concretamente, en la zona del Muelle Chico se encuentra una estación de bombeo de aguas residuales y pluviales que, para garantizar que no existe infiltración, se encuentra sellada y controlada periódicamente tanto desde la empresa prestadora del servicio de saneamiento, Canaragua, como desde el Departamento de Salud Pública del Ayuntamiento de La Oliva.

Investigación
El Departamento de Salud Pública del Ayuntamiento continuará con la investigación en la zona durante las próximas semanas. Se ha establecido un programa de trabajo que comprende la revisión de la red de alcantarillado, de las infraestructuras de saneamiento, y una serie de tomas de nuevas muestras en ocho zonas del Casco Viejo. Se analizarán muestras tomadas en zonas de media profundidad, bajo tierra, en el casco urbano, etc., de tal manera que será posible detectar, si es que lo hubiera, algún foco contaminante desconocido hasta ahora.

Playas seguras y monitorizadas
La calidad del agua es uno de los principales atractivos turísticos de La Oliva. Para asegurar un alto estándar de calidad, periódicamente se toman muestra en las playas del municipio y se envían a analizar al Laboratorio de Salud Pública de la Dirección de Área de Salud, asegurando un control permanente y garantizando la protección de la salud de bañistas y usuarios.

La periodicidad de las tomas de muestras se establece según la afluencia de público, la ubicación de la playa en una zona abierta o urbana, y los resultados históricos de efectos contaminantes en cada una de ellas. Además, tanto la Dirección del Área de Salud del Gobierno de Canarias como el propio Ayuntamiento llevan sus controles de manera independiente, de tal manera que entre las dos instituciones es posible detectar rápidamente cualquier anomalía que pudiera producirse.

La Oliva, 4 de agosto de 2017.-
Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS